A veces la mejor manera de testar un servicio, es prototiparlo con un acting.

Esto nos permite explorar nuevas formas de crear valor real en cada proyecto y les ayuda a desafiar de manera natural los límites del statu quo para implementar soluciones más eficaces sin correr el riesgo de empezar invirtiendo en algo que no tenemos la certeza si funcionará, y cuando lo sepamos ya será demasiado caro de deshacer.

Deja un comentario

*