Cuando diseñamos para todo el mundo, no diseñamos para nadie. Solo a través de la empatía, entendemos mejor para quién estamos diseñando.

Deja un comentario

*